proyecto1El Día Mundial de la Justicia Social se celebra desde el 20 de febrero de 2007, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió instaurar una jornada que recordase la importancia de que todas las personas, pobres y ricas,  dispongan de un trabajo digno y sean iguales ante la justicia, así como a promover la erradicación de la pobreza y la igualdad entre los sexos, sin discriminaciones. Por ello, invitó a los Estados Miembros a trabajar por esta causa y a sembrar este mensaje, que, llevado a la práctica, conducirá a una convivencia próspera y de paz en todos los países.

La justicia social y el desarrollo socio económico solo es un objetivo alcanzable si hay paz y seguridad en las naciones y si se respetan las libertades fundamentales de las personas que viven en ellas: si existe un verdadero respeto a la dignidad de las personas.

Fundación del Valle cree en el papel fundamental que tienen la educación y la familia para la consecución de estos objetivos: para lograr un trabajo digno para todos –que finalmente lleva a la erradicación de la pobreza y al desarrollo socio económico de los países- y la igualdad entre los sexos. Por eso, Fundación del Valle promueve en todos sus proyectos la educación que genera en todo caso una mayor justicia social ya que crea oportunidades para que la persona desarrollen sus capacidades y las ponga al servicio de los suyos y la sociedad.

«La brecha que existe entre los más pobres y los más ricos en el mundo es considerable y está creciendo. Debemos hacer más para empoderar a las personas mediante el trabajo decente, brindarles apoyo a través de la protección social, y velar por que se escuchen las voces de los pobres y los marginados

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas en el Día Mundial de la Justicia Social.

Escrito por Blanca Lipúzcoa, voluntaria de Fundación del Valle