Según una reciente publicación de “El Economista”, las empresas inmobiliarias se están empezando a involucrar en la sociedad mediante la Responsabilidad Social Corporativa.

Hoy por hoy, los accionistas y la sociedad, exigen cada vez más que las empresas aporten a la sociedad.