En diciembre 2015, el Centro Obili abrió sus puertas en el barrio universitario de la ciudad.  Las obras de construcción finalizaron gracias al trabajo profesional y apasionado del equipo de APF en Camerún, y, entre otros, al apoyo de amigos de Fundación del Valle y de OPEC Fund for International Development (OFID), en el marco del proyecto “Social Promotion and Empowerment of Marginalised Young Women in Cameroon”.

El año 2016 ha iniciado con un ambicioso programa de formación para las jóvenes y mujeres de Yaundé y sus alrededores.

En estos meses se han organizado tres programas de formación para facilitar la inserción laboral de chicas jóvenes en Yaundé: “Apprendre à communiquer”, “Estime de soi et respect des autres” y una más directamente relacionada con temas empresariales “Comptabilité de base et bonne gestion”. La próxima formación programada consistirá en “La recherche du stage et de l’emploi”.

Se han formado dos grupos de “multiplicadoras de desarrollo”. Las multiplicadoras son jóvenes universitarias que reciben formación en Obili y que se comprometen a replicar lo aprendido entre las mujeres de barrios periféricos de Yaundé.

El primer grupo está ya en marcha, impartiendo un programa de educación a la ciudadanía y cultura del trabajo, desarrollado en 18 temas.

El otro grupo de multiplicadoras está actuando junto a las mujeres de la zona rural de Mehandan. En esta acción, ayudamos a las mujeres a mejorar el estado de salud de sus familias a través de un cuidado particular del agua consumida (se enseña a potabilizar y conservar el agua en buenas condiciones). Las mujeres rurales reciben también una formación y acompañamiento por parte de las multiplicadoras para que puedan aumentar sus ingresos gracias a una mejor gestión de sus actividades. Son esencialmente actividades agrícolas y de crianza de animales o pequeños comercios. Los temas de formación son: “la búsqueda de clientes”, “la determinación del precio de venta”, “los instrumentos de gestión: diario de caja, ficha de stock”.

Es una alegría ver que Obili está poco a poco totalmente operacional. Cada día llega gente nueva. Las salas de estudio están abiertas todo el día y todos los días de la semana.