fundacion-del-valle-testimonio-kazajstan-2

Me llamo Akbota Bazarbayeva, fui estudiante de KFCSED, Asociación para la promoción cultural y social de la mujer. Despues de mis estudios me invitaron a trabajar como asistente del coordinador de proyecto para el proyecto de la Fundación “Fortalecimiento del papel de la mujer en la sociedad”, con el apoyo de una ONG austriaca. A través de este proyecto he aprendido a gestionar mi tiempo; a ser más organizada y proactiva; he adquirido habilidades para hablar en público y mucho más. KFCSED para mí es la mismísima escuela de la vida y la profesionalidad.

Yo solía pensar sólo en mí misma y en mi carrera. Era incapaz de encontrar mi verdadero camino. Después de trabajar en estos proyectos, empecé a pensar en nuestros jóvenes, especialmente los que viven en zonas rurales.

Antes de de conocer esta Fundación, ignoraba los problemas existentes en nuestro país, y pensaba que así era como tocaba vivir. Pero cuando mis colegas de la Fundación me explicaron la diferencia, fui capaz de ver nuestro país desde arriba, desde el exterior, y vi un montón de lagunas y problemas. Me sentí como despertando a la realidad, y me sentí mal por mi gente. En ese momento empecé a pensar en lo que podría hacer para mejorar la sociedad. Pensé que los talleres cortos se podrían olvidar fácilmente. Entonces se me ocurrió la idea de seleccionar una sola área rural y trabajar a fondo con sus habitantes, (pues la calidad es más importante que la cantidad). Afortunadamente, mis colegas de KFCSED creen firmemente en este principio, y me alegro de que lo sigan poniendo en práctica, pues trabajan mucho por nosotros.

Así pues, viendo los resultados obtenidos, podemos constatar cómo ha cambiado la forma de vida de muchas personas. Seguramente también ha cambiado la mía. (Leer mas sobre KFCSED)